Breaking News
Home / Opinión / ´´El país del futuro joven´´

´´El país del futuro joven´´

Ante las necesidades de un mundo competitivo, la República Dominicana se prepara para encarar el futuro. En un país con una población de tres punto siete (3.7) millones de personas en un rango de 10 y 29 años de edad, que constituye un treinta y ocho por ciento (38%) de la población, según el informe anual de ´´Peace Corps´´ de los Estados Unidos, no quedan dudas de que urge reorientar las políticas públicas en este segmento tan importante de la sociedad, pues, este es el más afectado por los cambios y a la vez es el que genera esos cambios.

Dentro del informe que destaca la antes mencionada agencia, cita que se ha mostrado un cambio de comportamiento en áreas vitales de liderazgo y destrezas para la vida en los jóvenes dentro de sus comunidades, que existe un mayor conocimiento adecuado y objetivo sobre la prevención de enfermedades de transmisión sexual y la prevención del embarazo en adolescentes, jóvenes y adultos que sirven como multiplicadores de cursos para el desarrollo integral de sus municipios, mayor actividad recreativa en tiempos de ocio como deportes, voluntariado y civismo, entre otros patrones que empiezan a crear un efecto directo en el rescate de una sociedad moderna y a la vez convulsa.

Si de algo debemos estar seguros es de que no debemos enjuiciar a la juventud actual con una mirada comparativa a la juventud de hace más de tres décadas, lo cierto es que sus condiciones no son las mismas, el estilo de vida, por tanto, no es el mismo, las necesidades, no son las mismas. Es por esto que hay que solventar los problemas de la juventud actual por otros medios, mecanismos que conecten con la realidad y no con la percepción.

Considerando la posición que ha tomado la Lic. Robiamny Balcácer, Ministra de la Juventud de la Republica Dominicana, quien en reiteradas ocasiones ha dicho que a la juventud se le debe propiciar plataformas de empoderamiento ante sus propios entornos, que se empieza por ofrecer una mejor educación e incentivar el emprendimiento como mecanismo social para generar desarrollo, sumado a esto la innovación.

Definitivamente, el enfoque es claro, educar para ser productivos. Esto lo sustenta con la ambiciosa (y ya oficializada) misión de otorgar 15,000 becas nacionales e internacionales durante su gestión, además de garantizar mayor calidad en el desarrollo de las políticas públicas en materia de juventud, impulsar programas para salvaguardar los derechos de los jóvenes y servir de referente para el posicionamiento de una juventud más crítica.

De esta forma también se manifiesta el Secretario General del Organismo Iberoamericano de Juventud, el Sr. Max Trejo, quien ha determinado una línea de acción orientada al fomento del emprendimiento e innovación social. Lo cual, le hace un generador de grandes oportunidades para la juventud iberoamericana.

Es necesario brindar una mirada más centrada en criterios, las sociedades evolucionan, el mundo cambia, la velocidad de las informaciones no es la misma a la de hace 10 años. Muchas presunciones contraponen la premisa de que las generaciones se dividen por décadas, muchos teóricos afirman que las generaciones están surtiendo cambios tangibles cada 5 años, unificándolos en varios períodos, dándoles el nombre de ´´Millennials´´.

Esto nos demuestra que la labor del gobierno será cada vez más fundamental enfocarla en los motores que mueven a la sociedad misma a la parte productiva.

Eres parte del problema o te conviertes en solución, regla básica ante las crisis, pero sobre todo ante la vida. La juventud dominicana ha decidido dar un paso más firme y ser crítico y participativo, somos mayoría en los espacios sociales, asociaciones y clubes, son muchos los inmersos en la política e interesados en cambiar el paradigma social al que están acostumbrados nuestros padres, son los jóvenes los que han hecho de nuestros gobiernos a lo largo de la historia y según nuestras circunstancias, uno más acorde a nuestros tiempos, les estamos condicionado con nuestra participación a adecuarse a nuestro lenguaje, a nuestra forma de ver la vida, a vivir en un mundo de inmediatez, priorizando las verdaderas necesidades del pueblo.

Los jóvenes estamos llamados a ser parte, y ante tanto pesimismo, lo estamos haciendo.

Por  José E. Torres

About admin

Check Also

Dejemos de ser cajas de resonancia,por el bien de nuestros Municipios: Primera parte.

Cuando en los medios de comunicación, no asumimos nuestra responsabilidad social, frente ala clase política ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *