Breaking News
Home / Salud / Ego en el trabajo: el aire de superioridad que destruye la labor en equipo

Ego en el trabajo: el aire de superioridad que destruye la labor en equipo

Quien tiene mucho ego te dice: ´Aquí se hace lo que yo diga´

Si te has topado con alguien en tu área de trabajo que siempre utiliza el “yo” en cada una de sus frases, impone sus decisiones y deja ver que solo sus ideas cuentan: ¡Cuidado! porque estás frente a un egocéntrico que no solo hará mucho daño a la labor en equipo, sino que lastimará a los integrantes con baja autoestima..

Ahora bien ¿Cómo afecta esto en el trabajo? la respuesta la trae la experta en inteligencia emocional, Janis Santaella, quien explica que hay dos tipos de ego: el funcional y el disfuncional, el primero es realista y no agrede tomando decisiones coherentes, pero el segundo utiliza siempre el “yo” que se da cuando hay una sobrevaloración de sí mismo.

“El ego disfuncional lo que te hace es creerte que estás por encima de los demás”. Es la explicación de Santaella, quien abordó el tema: El ego en el trabajo, en el programa Desde el Portal de la Z Digital, que conduce la periodista Adelaida Martínez cada viernes a las 6 de la tarde.

Prosigue explicando que “el egocéntrico destruye la comunicación porque no puede valorar la realidad, ya que todo parte de sí mismo, de sus necesidades y sus valoraciones… las de los demás no cuentan. Esto lleva a destruir los equipos de trabajo porque plantea una lucha de poder y aplasta a aquellas personas con baja autoestima”.

“Pone sus intereses personales sobre los del equipo porque solo piensa en sí mismo. Quien tiene mucho ego te dice: aquí se hace lo que yo diga, porque soy el dueño de esto y frases parecidas. No permite a nadie expresar sus ideas porque las de los demás no valen para él”, expresa la terapeuta.

El perfil del egocéntrico se construyó en el hogar

Continúa razonando Santaella sobre el perfil del egocéntrico, explicando que este personaje “siempre tiene la razón; es una persona que quiere todo el crédito y nunca otorga reconocimiento a otro por sus logros.

Para quien aplica el ego disfuncional solo vale lo que él o ella tiene y siempre recuerda a los demás su poder. Utiliza manipulaciones como pagar todo, tomar siempre las decisiones, y en los equipos siempre es que tiene el permiso para hablar”.

Santaella explica que “esa sobrevaloración es aprendida en el hogar. Muchas veces de mamá o papá, quienes dieron un merecimiento al hijo o la hija que no se ganaron… cuando les das un lugar que no tienen y los premias sin mérito… eso hace que se conviertan en prepotentes y arrogantes”.

Destaca que hay que ver que en realidad “el ego oculta una infravaloración de quien lo practica” y cuando alguien es pequeño porque no maduró adecuadamente y tiene una muy baja autoestima, desarrolla esta condición que lo lleva a asumir una valoración de la realidad que no es real.

“Asume el “lo merezco todo, lo quiero todo” y todo lo toma por dado creyendo que deben quererlo, que un trabajo le corresponde porque sí y que puede hablar cuando le apetezca, sencillamente aplica un ánimo de superioridad ante los demás.

Tipos de ego

  • Ego envidioso, maneja comentarios para quitar un poco el triunfo del otro.
  • Ego prestigioso, busca aplausos, reconocimiento y admiración en lo que hace.
  • Ego sabelotodo, es el que siempre cree tener la razón, le gusta dar consejos y siempre contesta aunque no sepa.
  • Ego insaciable, es “centro de mesa”, no le gusta pasar inadvertido.
  • Ego interruptor, interrumpe permanentemente una conversación por su necesidad de autorreferencia.
  • Ego jinete, se monta de lo que dicen otros.
  • Ego premental, es el ego que calladamente tiene un discurso paralelo, es criticón, hipócrita y enjuiciador.

La realidad, explica la terapeuta, es que detrás del ego hay mucha tristeza, dolor y soledad y solo alguien con baja autoestima pueden estar al al lado con esa condición.

Invitó a revisar quiénes están en tu círculo “porque si hay mucha gente con ego… hay mucho de ti en ese grupo… tu círculo se parece mucho a ti”.

Recomendó a que si alguien atraviesa por esta situación en el trabajo, hay que tomar en cuenta que ante un egocéntrico no se puede competir con la razón, sino con los hechos: “hay que tener cuidado con ellos en público; el egocéntrico quita la creatividad al otro porque critica todo el tiempo y causa mucho estrés”.

“Hay que cuidarse de no ir a la cancha del egocéntrico: no reaccionando. Si las personas que están alrededor de ti tienen mucho ego y lo permites, entonces eso significa que te sientes por debajo de ellos”, razonó.

Como consejo a quien pueda sentir que es “egocéntrico”, recomendó aprender a perder y a valorar al otro, dejandoles algunas claves para superarlo y no dañar.

Cinco claves para ayudar a los egocéntricos  

1- Reconocimiento. Es lo primero que debe hacer para superarlo, reconocer que padece el problema.

2- Aprender a perder y saber que no siempre tendrás la razón

3- Dar importancia y reconocimiento al otro.

4- Dar valía, valórate por tu interior no por lo exterior.

5 Apóyate en ver la realidad, porque el ego no permite eso y te hace perder relaciones.

Finalmente, exhortó a “los egocéntricos” a ver cómo pierden sus relaciones y oportunidades y, “la peor parte es que se pierden a sí mismos” porque viven en una eterna competencia.

About admin

Check Also

PROMESE/CAL despacha RD$160 millones en medicamentos a hospitales

SANTO DOMINGO.-El Programa de Medicamentos  Esenciales/Central de Apoyo Logístico (PROMESE/CAL), despacha en el mes de junio a ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *